Consejos para viajar por América Latina

América Latina es un lugar mágico, con ambientes, culturas y condiciones meteorológicas muy diversas, por lo que es importante que antes de viajar, tengas en cuenta algunas cosas básicas.

consejos para viajar por america latina

América Latina es un lugar increíble, como una colección de mundos diferentes, todos unidos en un tapiz de culturas, tradiciones, historia y catástrofes naturales que han dado forma al continente de hoy día. Hay algo muy diferente en viajar por América Latina comparado con destinos del mundo, y es que incluso las rutas más transitadas no están siempre claras ni indicadas, no siempre hay medios de transporte organizados, ni autobuses turísticos ni otros medios oficiales.

En América Latina disfrutarás de todo tipo de ambientes, paisajes y culturas diferentes, algo que la hace única en el mundo. ¡Aquí están nuestros 5 consejos para viajar por América Latina!

1 Planifica bien tu ruta.

La mayoría de mochileros y turistas que se embarcan en un viaje épico por América Latina eligen una de dos rutas diferentes – desde Argentina a América Central o al revés, desde México hasta que llegan a Ushuaia, en Argentina. Las rutas varían, pero estas son las más comunes.

Lo que hace que un viaje por América Latina sea tan increíble en comparación con otros destinos vacacionales es la gran diversidad de rutas, paisajes y naturaleza de todo tipo que hay en cada rincón del continente. Veamos cómo hacerlo si escogemos el viaje a la Patagonia. Llegamos a Puerto Montt, listos para dirigirnos a Torres del Paine, para encontrarnos con que todos los ferries estaban reservados y no podíamos atravesar Argentina porque uno de nosotros necesitaba visado. Volar no era posible, así que desechamos esos planes y tuvimos que idear otros nuevos, lo cual fue emocionante en sí mismo y resultó ser un viaje increíble, pero fue un callejón sin salida y tuvimos que viajar de vuelta 1090 km en la dirección de la que acabamos de venir! Hay muchos fenómenos naturales que podrían bloquear tu camino, los más grandes son la Cordillera de los Andes y los vastos e intransitables glaciares!

2 Reserva el alojamiento por adelantado

En mis viajes por el sudeste asiático me encantaba improvisar e ir de mochilero y buscarme la vida una vez llegado a destino. Era fácil encontrar una cama de última hora. Pero cuando llegué a Sudamérica me di cuenta de que era más difícil encontrar alojamiento simplemente porque los albergues no están todos situados en una sola zona de la ciudad.

Tomemos una gran ciudad como Santiago de Chile por ejemplo, no es la ciudad más grande y hay un montón de albergues alrededor, fácilmente podrían estar todos a 20 minutos a pie. En una ciudad gigantesca como Río podrías pasarte días caminando en busca del hostal adecuado. Todos conocemos el encanto de los viajes no planeados, pero no estar preparado en América Latina puede llevarte más de un susto gordo. Tenemos Internet y también el resto del mundo, así que nadie te va a criticar por usarlo. Hoy día no necesitas agencias de viaje y puedes encontrar todo tipo de ofertas y consejos de viaje en blogs potentes. Algunos como viajerofacil.com te dan consejos prácticos y muy valiosos sobre cuáles son las mejores zonas donde alojarse según tus preferencias de viaje, cómo llegar desde el aeropuerto a la ciudad (detalle también importante en América Latina) o qué planes interesantes hacer en las ciudades que visitas.

3 Trae ropa adecuada, tanto para el invierno como para el verano.

En América Latina tienes todo tipo de climas. En cuestión de días podrías estar privado de oxígeno en el aire helado y fino de la capital más alta del mundo, sudando en la densa selva amazónica, conduciendo a través del abrasador desierto sobre un lecho de sal y relajándote en una playa de arena blanca con agua cristalina a tus pies.

Esto también significa que tienes que estar preparado para cada clima diferente que se te ocurra. A menos que quieras viajar con una enorme maleta con todo tipo de ropa, vale la pena invertir en ropa de alta calidad para el aire libre que se adapte a los diferentes climas. Piense en térmicas ligeras, capas finas a prueba de viento y Goretex transpirable, pantalones cortos con cremallera… hay muchas opciones hoy en día que pueden mantenerte caliente en el frío glacial y cómodo fresco y seco en el calor.

4 Socializa con la gente local

La mejor manera de conocer un lugar es conocer a su gente, cómo viven, qué comen, dónde les gusta pasar el rato… Esto es lo que más se disfruta cuando vives en distintos n lugares durante más tiempo. Tienes tiempo para conocer a la gente, hacer amigos y realmente saborear y empaparte del lugar. Obviamente, no siempre es posible permanecer mucho tiempo en un destino, ¡especialmente cuando tienes que ver todo el continente! Pero siempre hay formas de conectar con la gente local a nivel individual y acercarse un poco más a la auténtica vida local.

Deja a la manada – Ve a comer al mercado local en lugar de al restaurante turístico.

Sé audaz – Esto no es Londres o París, la gente socializa muy fácilmente les encanta hacer amigos extranjeros. Ve y charla con la gente local. ¡Pura Vida!

5 Mantente en forma

La variedad de climas por los que se viaja en América Latina pueden ser duros para el cuerpo. Puedes estar al nivel del mar en Lima un día, y luego tomar un vuelo o un autobús a Cusco por la tarde, donde te sentirás mareado y enfermo por la falta de oxígeno a 3000 metros. Trata de mantenerte en buena forma, bebe mucha agua embotellada y come alimentos sanos y naturales tan a menudo como sea posible. Nadie puede decir cómo se verán afectados por la altitud, ya que es diferente para cada uno, pero cuanto más sano estés, mejor podrás manejar los efectos.

En resumen, América Latina es un lugar mágico, con ambientes, culturas y condiciones meteorológicas muy diversas, por lo que es importante que antes de viajar, tengas en cuenta algunas cosas básicas.

Hay ciudades donde encontrar alojamiento por adelantado no es sencillo, y además hay zonas y barrios muy peligrosos, así que utiliza blogs de viajes e información en internet para conocer bien el lugar al que viajas.

Por último, lo más importante de todo que he olvidado mencionar, ve con la mentalidad adecuada. Disfruta, estás de vacaciones. No pienses en el trabajo, no pienses en los problemas, vive el momento, saborea la experiencia y disfruta del continente más sabroso del planeta.

¡Viva América Latina!